Culpar a AMLO es una chingadera

AMLO-debates
Share Button

@MarianoMoreno7

“Que cada vez que se enteraban de un nuevo acto de barbarie suspiraban para adentro si el general lo supiera, si pudiéramos hacérselo saber, y él le ordenó a quien se lo había contado que no olvidara nunca que de verdad yo no sé nada, ni he visto nada, ni he hablado de estas cosas con nadie…”
Gabriel García Márquez, El otoño del Patriarca

Nadie se puede decir exento a la tragedia, pero dentro del ramillete de responsables por lo ocurrido en Ayotzinapa hay personajes más culpables que otros. Muchas voces (algunas de las más impresentables) salieron a decir que Andrés Manuel López Obrador tenía responsabilidad en el secuestro de 43 normalistas, al menos por omisión, dado que en algunas fotografías aparece junto con la pareja más buscada en el país: José Luis Abarca y su esposa. Por lo tanto, según estas voces, AMLO conocía la oscura personalidad de los otrora reyes de Iguala.

¿Aparecer en una foto con un criminal te vuelve su cómplice? Desde luego que no. Yo mismo tengo fotografías con Andrés López Obrador y Enrique Peña Nieto, y puedo apostar todo el oro del Perú que ninguno tiene la idea más remota de quien soy yo. No tiene mucho que se publicó una foto del preciso junto a una persona que luego resultaría tratarse de un narcotraficante. Sobra decir que es estúpido afirmar que Peña Nieto era su amigo como muchas veces lo señalaron sus detractores. Ahora le aplican la misma al Peje. Existen fotografías de Abarca posando con Andrés Manuel López Obrador, sí, pero también las hay con el mismo Enrique Peña Nieto, con Ángel Aguirre, Carlos Navarrete, Rosario Robles, Miguel Ángel Mancera, botargas de Barney, Buzz Lightyear, Mickey Mouse y muchas personalidades más. Probablemente exista una foto del alcalde homicida posando con usted y ni siquiera lo sabe.

¿Se equivocó AMLO al negar en el Zócalo a José Luis Abarca tres veces antes del canto del gallo? Definitivamente. Nada le costaba decir la verdad más probable que es que ubicaba al prófugo ex alcalde aunque sea de nombre. Es muy difícil que no lo conociera ni siquiera desde la más remota distancia. Pero por favor, ¿es AMLO el responsable de que el infeliz de Abarca, junto con su esposa y el jefe de la policía de Iguala, hayan ordenado el secuestro de 43 normalistas y su posible asesinato? Por supuesto que no.

Si en la política no estuviéramos acostumbrados a semejantes dosis de cinismo, sorprendería, por ejemplo, la acusación de Jesús Zambrano diciendo que López Obrador sabía que Abarca es un delincuente ¿Y el mismo Zambrano, siendo presidente del PRD, partido que le dio la candidatura al criminal, no lo sabía? La crisis en Ayotzinapa ha manchado de ignominia para siempre al PRD y con justa razón. ¿Con qué cara se hacen llamar la opción distinta cuando cometen los mismos actos infames que los demás partidos políticos? ¿Ya se les olvidó que fueron diputados del PRD quienes metieron al narco diputado Julio César Godoy Toscano al Congreso para que tomara protesta y se le hiciera válido el fuero? Hoy en día tanto Godoy Toscano como José Luis Abarca son prófugos de la justicia, ambos gracias al PRD.

Otra muestra es el senador del PAN, Javier Lozano, quien no se cansa de publicar fotos en Twitter de Andrés Manuel con Abarca, cuando el mismo Lozano sirve a otro personaje que también tiene manchadas las manos de sangre. ¿O ya se nos olvidaron los miles de muertos y desaparecidos durante el gobierno de Felipe Calderón? Aquellos cuya desmemoria les dice que en el sexenio de Calderón no ocurrían estas tragedias, ¿ya se les olvidó la masacre de 72 migrantes en San Fernando, la matanza de 16 jóvenes en Villas de Salvárcar (pleito entre pandillas, le llamó Calderón), los 35 cuerpos arrojados en una de las avenidas más transitadas en Boca del Río, los 53 cuerpos calcinados dentro del Casino Royale, y muchos más casos que siguen doliéndole a México?

Porque si vamos a hablar de omisiones respecto a la actuación de delincuentes, sería bueno que Lozano nos explique cómo es que Calderón y el PAN toleraron y se aliaron durante tantos años con Elba Esther Gordillo, hoy presa por lavado de dinero y desvío de recursos. Hubiera sido un capítulo interesante en el soporífero nuevo libro de Felipe Calderón. Y en su momento todos se tomaron la foto con La Maestra, y al igual que con Abarca, todos la desconocieron como perros rottweiler cuando fue apresada.

Así que nadie se puede decir limpio ante el destape de la cloaca de podredumbre. Si vamos a hablar de malas compañías y pactos con el diablo, César Camacho, Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa tienen muchísima más cola que les pisen.

La camarilla de Los Chuchos, la dirigencia del PRD y la PGR tenían pruebas de los malos pasos de Abarca, ¿y al que hay que linchar es a AMLO? ¿Quién es el verdadero culpable: AMLO o el ex gobernador Ángel Aguirre, quien después de la matanza dejó escapar a los Abarca y entorpeció las primeras investigaciones?

Y mientras los políticos se pasan entre ellos la papa caliente, los 43 normalistas continúan desaparecidos. Los chivos expiatorios no darán la tranquilidad que el gobierno federal no le ha podido dar a los padres de los jóvenes ausentes.

Tal vez sea el próximo huracán quien con su feroz ventisca destape las cientos de fosas que se encuentran en Guerrero. A lo mejor sólo así podamos encontrar por fin a los estudiantes. Ya pasó un mes.

Comentarios

comentarios

Relacionado

*

Top