El Humor, El Deforma y la Princesa Leia

princess-leia-stormtroopers-high-definition-star-wars
Share Button

@Joso9

Empiezo esta columna con las palabras de mi amigo Ricardo López Cordero en la cabeza: “Pelearse con El Deforma es ponerse en su nivel.” Esto es completamente cierto, pero hay un truco: yo tengo a El Deforma en un concepto muy alto.

Si usted ha estado viviendo bajo una roca o desconectado de Internet durante los últimos años, le cuento que El Deforma es un portal satírico de noticias. Salvo sus videos y su sección ¡Increíble pero cierto! todo lo que publica son notas falsas repletas de humor. Ya sea que se burlen de Chivas y Cruz Azul o de la última pifia del presidente, el contenido de El Deforma es compartido miles de veces al día. Cada vez es más común escuchar en los espacios públicos cosas como: “Leíste esa nota de El Deforma que decía…”.

¿Por qué un portal de noticias falsas es importante, cuando en México a duras penas tenemos medios de comunicación respetables? Porque en una democracia sana los espacios de crítica y humor deben existir. Nadie está diciendo que el contenido del portal sea altamente intelectual, pero sus burlas muchas veces nos ayudan a coexistir con una realidad nacional demasiado trágica. Cuando el Chapo Guzmán escapó por segunda vez de prisión, el portal publicó: Túnel que construyó Grupo Higa para la fuga del Chapo NO fue con recursos públicos. La nota es genial porque tomaron dos eventos públicos de suma importancia, que hablan acerca de la corrupción y la seguridad en México, y los volvieron una sátira brutal. Creo que ése es su mayor logro.

Ahora bien, mi bronca: una nota de la semana pasada que se titula “Esto es lo más reciente que han arruinado las feministas y la izquierda en general. Se relaciona con Star Wars“. La nota (publicada en ¡Increíble pero cierto!) habla acerca de los rumores de que Disney retirará toda la mercancía relacionada con la princesa Leia y su atuendo como esclava.

article-0-18787FEB000005DC-973_634x445

El debate sobre el vestuario de la princesa Leia es interesante en sí mismo. Uno de los dibujantes de cómics para Marvel (propiedad de Disney) comentó que la empresa ya ni siquiera los dejaba poner a Leia en poses sexys, mucho menos dibujarla en el icónico atuendo. La cosa es que Leia es una soldado y la líder de la resistencia intergaláctica… ¿por qué tendría que estar en poses sexys? Esto es común en nuestra cultura nerd. Por ejemplo, en el blog The Hawkeye Initiative se suben dibujos de este héroe de Marvel en poses que usualmente ocupan los personajes femeninos, para resaltar lo ridículos que pueden ser los artistas de cómics sin darse cuenta.

hawkeye

Pero volvamos a la nota de El Deforma, que dice:

“Como resulta contrario a la moral y las buenas costumbres esclavizar a un personaje de ficción y que un esclavo tenga traje de esclavo, de ahora en adelante la princesa Leia no volverá a portar tal uniforme ni volverá a ser sexualizada de ninguna forma, porque esta gente no va a descansar hasta controlar hasta el más mínimo detalle de lo que vemos, consumimos, hacemos y pensamos.” Y para hacer gala de su enorme cultura y los apocalípticos tiempos que vivimos, el escritor remata con: “Bienvenidos a Un Mundo Feliz”.

Los problemas son muchos. Quizá el más grave es que la nota no es graciosa de ninguna manera (aun suponiendo que estemos de acuerdo con la postura del escritor), después, si la nota está en ¡Increíble pero cierto! me gustaría leer alguna evidencia de que las feministas y la izquierda en general arruinaron el atuendo de la princesa Leia. Por último, el texto parece el berrinche de un nerd calenturiento que no puede imaginarse a un personaje fuerte como Leia sin tener que usar un traje de esclava.

Quizá sí es ridículo exigirle profesionalismo a los colaboradores de El Deforma, pero es que el humor puede ser irreverente y políticamente incorrecto sin caer en la ignorancia. En Estados Unidos, programas de sátira política como The Daily Show llevan un importante peso en la conversación pública y sus conductores son analizados con tanto o más rigor que los periodistas de CNN.

En uno de sus videos, The Nerdwriter menciona que el comediante Louis C.K. (y todos los buenos comediantes) son una especie de detectives morales: van buscando lo que está mal en la sociedad y lo señalan, aun si sus métodos no son los más apegados a la ley y a las buenas costumbres. Es una tarea difícil, pero el hecho es que no se pueden escudar en el humor para ser gratuitamente ofensivos.

Cuando El Deforma publica una nota como la de la princesa Leia, exaltando gratuitamente a la irritación pública sin hacer uso del humor, lo que pasa es que un montón de resentidos encuentran un foro donde vomitar sus ideas: “Un mundo feliz, excelente libro, malditas feminazis sin imaginación, que se jodan”, “Tenemos derecho a ver chichis!”, “Tengo la impresion [sic] de que la verdadera razon [sic] por la que las femidiotas [sic] nos arruinaron el traje de Leia Esclava, es porque en realidad las feministas se identifican muchisimo mas con Jabba de Hutt..!”, “la ‘moral’ de Disney está organizada por feminazis gordas y enojonas que odian a los penes”, fueron algunos de los comentarios que generó la nota.

Lo único que pretendo decir es que el humor no es inofensivo, no es complaciente y, por supuesto, no debería de tener bandos. Pero tampoco es una excusa para sacar a pasear nuestros pensamientos más retrógradas. Por eso un programa como South Park (en donde se burlan, literalmente, hasta de lo más sagrado) puede llegar a tener tanto éxito: porque busca nuestras incongruencias como seres humanos y las explota a través de la risa.

Celebro la política de El Deforma de burlarse tanto de pejezombies como de peñabots por igual, pero cuando el portal pierde la brújula y se eleva a la posición de juez de lo políticamente correcto e incorrecto creo que algo valioso se pierde en el camino. Queda la pregunta de si vale la pena dedicar tantos párrafos a analizar una sola nota de un portal de noticias falso. Sólo puedo responder que la estupidez y la misoginia no son buenos aliados del humor inteligente y, desafortunadamente, en el Internet hay mucho de las primeras dos. Escribo esta crítica porque cuando leo El Deforma me pongo de buen humor y tengo la esperanza de que se transforme en un medio de sátira aún más sólido; en cambio, cuando leo a los columnistas de Milenio La Razón ya solamente me doy por vencido con el periodismo nacional.

Fotos: Especial

Comentarios

comentarios

Relacionado

*

Top