El infierno en el Heaven

heaven-600x274
Share Button

@MarianoMoreno7

“Estamos en un problema de seguridad nacional. Es el santuario de la impunidad más grande de país, una fortaleza donde se concentra todo el crimen organizado. No hay barrio más antiguo, más famoso y más cabrón que Tepito”.

– “Don de Dios” (2005)

Desde hace muchos años el famoso barrio de Tepito ha sido sinónimo de delincuencia, de robo, asaltos, piratería, asesinatos, drogas, crimen organizado, inseguridad. Desde el “si vas a Tepito ve con tu playera más fea, sin reloj ni alhajas para pasar desapercibido” hasta el “en Tepito puedes encontrar de todo: desde un alfiler hasta un elefante”. La ropa del asalto a camiones, el contrabando de armas, drogas, las bodegas, la fayuca. Lamentablemente todo eso es Tepito. A pesar de la cultura del barrio, de ser la tierra de Cuauhtémoc Blanco y Cantinflas, de que en los puestos ambulantes haya mucha gente honrada y trabajadora, del intento de volverlo un sitio turístico más de la Ciudad de México, Tepito siempre ha sido peligroso y en su fama ha llevado la condena por muchos años. Hoy el Barrio Bravo está de moda por la, hasta ahora, inexplicable desaparición de 12 jóvenes tepiteños del antro Heaven, en la Zona Rosa. Una desaparición inexplicable porque se dio a plena luz del día del domingo y con el ciclotón en Paseo de la Reforma a un lado, sin que nadie viera o supiera nada.

Que si un comando fuertemente armado fue el que se llevó a los jóvenes, que si los golpearon en el interior del antro, que si hubo un operativo y los sacaron por la azotea, que si uno de los jóvenes era hijo de un conocido narcomenudista, que si con una máquina de tele transportación se los llevaron a La Dimensión Desconocida. Varias versiones hay en el Caso Heaven, siendo la más fuerte un ajuste de cuentas por cuestiones de narcomenudeo.

Ahora, en el complejo caso Heaven también hay que verlo del otro lado: ¿Por qué varios familiares no han querido declarar?, ¿le han dicho todo lo que saben al Ministerio Público?, ¿qué estarán ocultando?

Por si no fuera suficiente, hoy en la madrugada pistoleros dispararon contra el gimnasio Extreme Body en Tepito, dejando 4 muertos. No falta mucho para que Miguel Ángel Mancera diga que es otro “hecho focalizado”.

El jefe de gobierno capitalino ya ordenó la recuperación de la seguridad de la Zona de Tepito y la colonia Morelos, la Zona Rosa también ya está blindada. Lo de siempre: después de la tragedia es que intentan pegar el jarrón roto, aunque luego el tiempo y el olvido terminan con los intentos iniciales de prevención. Después del atentado al Casino Royale se intentaron regular los casinos; después del News Divine: “’¡ningún menor de edad entra a un antro!”; después del incendio de la Guardería ABC: “Ahora sí vamos a cuidar a los bebés”; después de la explosión en Xalostoc: “Ahora sí vamos a regular los trailers y mejoraremos las carreteras”. ¿Qué ha cambiado desde entonces? Tiene que pasar la tragedia para que se cumpla lo que desde un principio ya se tiene que cumplir. Ahora la Zona Rosa y Tepito están repletos de policías, ¿pero hasta cuando?

Intentan salvar al bebé después de que ya se hizo el aborto.

Tanto que se presumía de que la Ciudad de México era la ciudad más segura del país. Si se compara con la narco violencia de la provincia cómo no va a ser seguro el DF. Y no se puede negar la existencia de crimen organizado en la ciudad más grande del mundo, en el mayor mercado de consumidores de drogas en el país. Ya hemos visto en otros estados lo que pasa cuando se niega la existencia de los cárteles en la entidad, cuando se dice el recurrente: “Aquí no pasa nada”.

¿Y si los doce jóvenes de Tepito nunca pisaron el Heaven?

Foto: Especial

Comentarios

comentarios

Relacionado

*

Top