El lobo feroz de Scorsese

MCH_THE WOLF OF WALL STREET
Share Button

@ovidiodeleon

The Wolf of Wall Street (El Lobo de Wall Street) de Martin Scorsese, retrata los alcances del sueño americano satirizando la superficialidad de una sociedad obsesionada con el poder. La película es desbordante en su exposición del consumo de drogas y mujeres desnudas, algunos críticos incluso la han considerado misógina y políticamente incorrecta.

Al mostrar la excesiva jungla del dinero con un brutal sentido del humor y una crudeza inigualable, el director acierta en atiborrar su película de excesos, provocándonos risas nerviosas y una ineludible fascinación ante lo que estamos observando: la humanidad rebajada al instinto animal más básico.

De la mano de Leonardo DiCaprio, su actor fetiche, Scorsese sigue el camino al éxito y decadencia de Jordan Belfort (autor de la autobiografía que inspiró la película), un corredor de bolsa neoyorkino que llegó a la cima en los años ochenta a partir de estafas y ventas fraudulentas con su firma Stratton Oakmont.

Belfort es mostrado como un timador carismático y sin mucha moralidad, tan enamorado del juego como de los premios obtenidos por ser el mejor: mujeres hermosas, coches último modelo, mansiones, montañas de cocaína, y la excitante adrenalina que obtiene al saber que burla la ley.

DiCaprio nos sorprende de nuevo con una brillante actuación, dando vida a un hombre casi desalmado que representa el falso “ideal” del éxito norteamericano, aunque siempre al borde de perderlo todo a cuesta de sus vicios e ilimitado estilo de vida. El resto del elenco también es altamente memorable: Jonah Hill como su sidekick y fiel amigo Donnie, Margo Robbie como su bella y dominante esposa, y Matthew McConaughey como Mark Hanna, el hombre que le enseña las reglas del carnaval que será su pasión y eventual condena.

Al final, cuando su seductora extravagancia nos ha cautivado por completo, en parte gracias a su impecable diseño de producción, a la fotografía de Rodrigo Prieto, y a un estilizado ritmo y montaje de la mano de su editora de cabecera Thelma Schoonmaker, pareciera que Scorsese también critica a la misma industria del cine, como un negocio que se vale del espectáculo y de la creación de estrellas, en donde las audiencias se escandalizan y condenan pero no pueden apartar la mirada, un circo de pasarela y traiciones en donde todos luchan por mantenerse siempre en la cima, y aún cuando se pierde el juego, una mala reputación bien merecida puede volverlos inmortales.

La provocativa depravación de El Lobo de Wall Street es un claro ejemplo de que Martin Scorsese todavía tiene el talento para dividir a sus audiencias, generar controversia y cuestionar directamente a su público: ¿Quién tiene realmente la culpa de la estafa? ¿El lobo feroz que busca dominarnos con su espectáculo o nosotros que vivimos nuestras vidas comprando sus ofertas vacías?

Este filme está nominado al Oscar en 5 categorías:

-Mejor Película
-Mejor Director (Martin Scorsese)
-Mejor Actor (Leonardo DiCaprio)
-Mejor Actor de Reparto (Jonah Hill)
-Mejor Guión Adaptado

Foto: Paramount Pictures

Comentarios

comentarios

Relacionado

*

Top