Especial Día del Niño 2016

mch_dia-del
Share Button

@RevistaMalinche

Quizá, alguna vez, apreciables lectores, se han preguntado quiénes son los tipos que escriben -o por lo menos lo intentan- en esta revista.  ¿Qué hay detrás de las letras llenas de humor ácido y auto flagelante? ¿Qué hay detrás de estos sujetos que se la pasan critican a todo mundo y que, al parecer, no respetan ni al Señorpresidente?

Pero, mejor aún, ¿qué les parecería echar un vistazo a la infancia de algunos de nuestros fieles colaboradores?

Lamentablemente, ninguno de ellos se vio envuelto en el hallazgo de un cadáver en el parque, ni tampoco les tocó ser el niño más abusado -inteligente, pues- de alguna escuela de Legionarios.

Dicen algunos que la infancia es la etapa más feliz de la vida, los invitamos a ver qué tan felices (o qué tan turbados) eran algunos de los que hacen Revista Malinche en este, nuestro primer mini especial del Día del Niño.

Los-días-azules

En su texto, el columnista con más sex appeal del cuadrante, nos lleva a su infancia en algún remoto lugar de Veracruz, acompañado de canciones de Joaquín Sabina, Silvio Rodríguez y Luis Eduardo Aute y películas de la Guerra de las Galaxias y cierto muñeco asesino.

Y, aunque asegure que su infancia, marcada por el temor a los payasos y su nula habilidad por los deportes, terminó un buen día después de ver cierta película de gángsters, queda claro que aún disfruta aquellos placeres de su niñez.

rayones

En una crónica que bien pudo llevar de título Odio la escuela y odio a todo el mundo, el director de esta, la mejor revista de la galaxia, nos transporta a su niñez en una escuela Montessori como un niño que gustaba de no poner atención, pelear con sus maestros y molestar a sus “amigos”.

Pero sobre todo, un niño cuya mayor afición era rayar con dibujos y garabatos la parte trasera de sus cuadernos. Algo que que hacía que sus profesores lo regañaran, pero que también, no lo sabía entonces, era a lo que quería dedicarse el resto de su vida.

Comentarios

comentarios

*

Top