Instituciones vs. Movimientos: primer round

Fuente: jornada.unam.mx
Share Button

@ocerrillo

Día con día, el músculo del movimiento social se está haciendo presente. De plantarse en el Zócalo, tomar el Congreso, cerrar el acceso al Aeropuerto, hasta plantarse frente a las televisoras exigiendo difusión; la política en la calle está realmente convirtiéndose en un total desafío a los gobiernos federal y capitalino.

Ayer se notó que la calle está ganando el primer round del combate. Se formalizó el cambio de dos partidos de futbol que se realizarían en la capital este fin de semana. El Cruz Azul-Querétaro se movió de sede, hacia Cd. Cooperativa Cruz Azul para el sábado por la tarde; mientras que el Clásico Capitalino, Pumas-América de plano lo movieron a lunes por la noche. Peor aún, se analiza cambiar de hora y fecha el discurso del Informe Presidencial ante las inminentes marchas y protestas de la CNTE en este sentido. Aún con el cambio de sede al Campo Marte, al gobierno le parece insuficiente.

Por si esto fuera poco, no se nos pierda de vista que el siguiente domingo al Informe, el 8 de septiembre, el master Yoda de la movilización callejera, Andrés Manuel López Obrador, ha convocado a un mitin en el Zócalo para iniciar la resistencia a la reforma energética. Sumado a ello, todos los días se pronuncia el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas en este mismo sentido, así que es previsible que los dos líderes morales e históricos de la izquierda mexicana vayan juntos por la calle para decir no a la apertura de Pemex.

Lo más grave es que las autoridades brillan por su ausencia. No ha habido un pronunciamiento del Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, y poco se ha visto al Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, siendo el único vocero oficial el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. De las autoridades capitalinas, ni hablemos. Para aquellos que piden a mentadas al Jefe de Gobierno que retire a los maestros de las calles, creo que será mejor que busquen meditación y yoga en medio del tráfico, porque esto no va a suceder.

La desaparición de las autoridades sólo muestra indiferencia ante lo que sucede todos los días. Ni hay disposición a dialogar con los movilizados, ni tampoco se les ven ganas de tomar algún tipo de represalia. Tal parece que le apuestan al desgaste mediático de entrevistar todos los días a automovilistas molestos por su inmovilidad, como si con el puro descontento del capitalino promedio esto se fuera a resolver.

Por lo pronto, las instituciones ya perdieron el primer round. Veremos qué se viene con el plantón del 8 de septiembre y las reformas que se acumulen.

Foto: Especial

Comentarios

comentarios

Relacionado

*

Top