Letras en tiempo de guerra

MCH_LETRAS EN TIEMPOS DE GUERRA
Share Button

@Joso9

Lo hallaron en un departamento cómodo pero sin ningún lujo. Algunos dicen que no hubo un solo tiro porque no pudo sacar el cuerno de chivo que tenía escondido entre las sábanas. Otros, que la captura fue negociada, pactada; que no podía caer así, si era el mero patrón. El criminal más buscado del mundo apareció con un bigote bien cuidado y una camisa que poco dejaba ver de la sangre y los dólares que habían corrido a su paso. Joaquín “El Chapo” Guzmán está preso de nuevo, y es hora de que alguien escriba su historia.

Sin embargo, me parece trillado entrar en el debate sobre si la literatura debe reflejar un contexto, la realidad de una nación. Si ahora todos deben escribir “la verdadera historia del Chapo”. La verdad es que ya hay literatura que se encarga de ello y no precisamente con buenos resultados. El gran problema es que cada tanto, una voz escandalizada, turbo-sabia y amenazadora nos quiere vender la idea de que hace falta que se escriba más sobre narco, que las novelas reflejen “la violenta realidad en que vivimos”, que la ficción dé cuenta del drama de los muertos, los desaparecidos, los migrantes, las matanzas, la guerra.

En esta ocasión, fue el periodista Javier Valdez en una entrevista con Milenio:

“Hay muy buenas obras que cuentan sobre el narco, muy buenas obras de Élmer Mendoza o de Orfa Alarcón y hay buen material. Más que los personajes, la vida cotidiana debe alimentar nuestro trabajo. El mayor compromiso lo están asumiendo los periodistas, no tanto los narradores, los que escriben ficción. Me gustaría ver más comprometidos a los que escriben ficción; los veo espantados o atemorizados. Los novelistas, los cuentistas se están quedando muy lejos de lo que está pasando en este país”.

Aunque Valdez tiene razón en algunos argumentos, otros sólo delatan los lugares comunes en los que nos hemos revolcado los últimos años. Es cierto que un buen número de periodistas serios se han lanzado a cubrir el fenómeno del narco y que sus crónicas son piezas testimoniales valiosas, escritas con una prosa apasionante y una investigación profunda. Yo mismo he disfrutado (y sufrido) con libros de Marcela Turati, Wilbert Torre, Diego Enrique Osorno y Alejandro Almazán, por mencionar algunos.

Lo que no me parece es que, de nuevo, el morbo del tema prive sobre la calidad literaria, y que otra vez  las editoriales mexicanas inunden el mercado con libros sobre narcotráfico. Y que como El Código Da Vinci y Los secretos del Código Da Vinci, o Los secretos del secreto, y todos esos refritos comerciales, aparezcan recopilaciones de artículos sobre El Chapo, novelas sobre su vida, testimonios de gente que tuvo contacto con él. Libros que finalmente pasarán y caerán en el olvido (quizá antes incluso de que Letras Libres vuelva a despotricar contra ellos).

Creo que la ficción no está para “reflejar una realidad”, sino que debe expresar un drama humano más profundo. Las narco-novelas-negras de Élmer Mendoza, si bien respetables dentro de su género, no ofrecen una experiencia literaria que nos conmueva. Siguen siendo balas, narcos y sangre. Esto no quiere decir que el narcotráfico y su violencia no puedan ser temas de la literatura, ahí están los cuentos de Eduardo Antonio Parra o Los trabajos del reino de Yuri Herrera (que ignoro si Valdez conoce), obras que utilizan la violencia como pretexto para crear una trama más profunda, para plasmar con gran talento una situación actual, para invitarnos a reflexionar por su poder narrativo y no como una especie de misión social y concientizadora.

Contra lo que dijo Valdez, dejo una frase de  Ian McEwan y su fabulosa novela Expiación, que habla sobre el deber del escritor en tiempos de guerra:

“Puesto que los artistas son políticamente impotentes, tienen que aprovechar este tiempo para desarrollar estratos emocionales más profundos. Su tarea, su tarea bélica, consiste en cultivar su talento, y en seguir el rumbo que le exija. La guerra, como hemos dicho, es enemiga de la actividad creativa”.

Foto: Cuartoscuro

Comentarios

comentarios

Relacionado

*

Top