Los Insólitos Peces Gato

MCH_INSOLITOS PECES GATO
Share Button

@ovidiodeleon

Los Insólitos Peces Gato de Claudia Saint-Luce, comienza con una mujer solitaria, que trabaja en un supermercado. Esta chica se llama Claudia (Ximena Ayala) y cuando la historia comienza, la directora hace un trabajo excepcional restándole atención aún cuando es su protagonista, ya que así es como Claudia se percibe a sí misma.

Claudia se refleja a través del vidrio del pecero, casi no tiene diálogos o está fuera de foco, su pelo le tapa la cara. Así, se nos invita a ver a Claudia en un principio, como alguien casi insignificante, intrascendente, común. Mientras avance la historia, Claudia comenzará a adquirir el protagonismo que se merece a través de los otros.

Estos otros en cuestión son Martha (Lisa Owen) y sus cuatro hijos, a quienes Claudia conoce en el hospital cuando es internada. Este simple encuentro entre dos mujeres en circunstancias tan diversas -el estado de salud de Martha está empeorando, mientras que Claudia tiene una simple apendicitis- culminará en una amistad entrañable. Claudia, poco a poco, se volverá parte de esta familia que debe aceptar su disfuncionalidad para volverse funcional por el bien de la madre.

La manera en que se desarrollan los hechos es gradual pero cada vez más profunda, los personajes deben de aprender a lidiar con una situación difícil, pero manteniéndose firmes, porque ése es el ejemplo de fuerza que obtienen de Martha.

Claudia Saint-Luce, partiendo de una experiencia personal, ha creado una película intimista, honesta y conmovedora. Los momentos de comedia no se sienten forzados, al contrario, parecen abstraídos de una cotidianidad identificable, lo cual termina siendo un alivio, ya que las risas en ningún momento se sienten gratuitas o prefabricadas.

La directora está más concentrada en el estado de ánimo de los personajes que en la historia, en la manera en que llevan a cabo sus relaciones en familia. Los silencios son aprovechados de manera sublime; aunque pareciera que no, siempre se comunica algo.

Las actuaciones impresionan, en especial Lisa Owen como Martha, quien logra imprimir al personaje demasiada vida aún cuando su estado de salud comienza a decaer. La evolución de su actuación, de principio a fin, es destacable, manteniéndose siempre fiel a ella misma. Ximena Ayala, con poco diálogo y facciones casi inexpresivas, nos comunica su desdicha y su alegría con gestos tan simples que podrían pasar desapercibidos, pero que tienen una potencia única. Las actrices principales son tan buenas en sus papeles, que seguido nos sugieren lo que están pensando, pero al mismo tiempo, son lo suficientemente inteligentes para mantenernos en duda.

Los Insólitos Peces Gato es una película de un poder inesperado, una comedia sencilla pero única que plantea un cambio de perspectiva de vida, y que nos envuelve, así como a Claudia, dentro de una realidad familiar desoladora pero increíblemente humana.

Comentarios

comentarios

Relacionado

*

Top