Orgía en la cancha con impuestos maestros y un Grito

MCH_CNTE
Share Button

@MarianoMoreno7

Si hubiera un Mundial de juego de pelota tlatchtli (ustedes lo conocerán como el juego de pelota azteca), la historia de tristeza y desánimo nacional sería otra. O quién sabe. En una de esas México es capaz de no ir a dicho Mundial también. A nadie le sorprendería. Es cuestión de ver qué tan metido está el duopolio televisivo en el negocio, qué tan corruptos son los directivos y qué tan divas se sientan los jugadores. ¿No estamos hablando del fútbol mexicano o sí? No se preocupen, al cabo que ni queríamos ir al Mundial de Brasil. Aquí también podemos bailar samba en una comparsa con los maestros de la CNTE. Y si no, siempre nos quedará el Canelo.

Con los pésimos resultados del Tri luego se sorprenden que haya finas damas que, ebrias, rocíen de gas pimienta a la afición en los palcos del Estadio Azteca. No es sorpresa que la Selección esté en el desastre dado que el país se encuentra en las mismas. Por eso el gobierno debería de cobrarle impuestos a la Selección Nacional de Futbol por cada partido perdido. Imagine la recaudación que haría el Estado. Las vacas flacas tendrían obesidad, de no ser porque el gobierno quiere combatir a las toneladas de más poniéndole impuestos a los refrescos. ¿Ahora quién se va a bajar por los chescos? Pues ni modo, habrá que beberse los brebajes etílicos sin acompañante.

Como canta el buen Alex Lora: Es que nuestros impuestos están trabajando y cada día hay que pagar más.

Y cuando el DF despertó, los maestros seguían allí.  A lo mejor los maestros acamparon tantos días en el Zócalo para tener buen lugar en el grito de Independencia del Presidente. Si lo hacen para ver a Justin Bieber, ¿por qué no para ver a Peña Nieto, si está más guapo y canta mejor?

Lo más probable es que en unas horas desalojen el Zócalo (muchos lo celebran sin saber que solamente mueven CNTElandia al Monumento de la Revolución). ¿Quién dejará el Zócalo más cochino: ¿Los maestros cuando lo dejen o el pueblo después del Grito?

El hecho de que haya Grito (y no por la cantidad de impuestos que hay que pagar) y desfile militar no significa que el conflicto magisterial se resuelva. ¿Pero eso le importa a alguien? Qué razón tienen los que afirman que todo el conflicto con la CNTE es en realidad una lucha de clases sociales. Es muy cómodo quejarse de la protesta social en el coche y con comida esperando en casa.

Bien lo dice Juan Carlos Romero Puga en Letras Libres: “Somos esa sociedad contradictoria, que se enternece por la humillación de un pequeño vendedor de dulces a manos de un funcionario en Villahermosa, pero que llama a asesinar a los hijos de los maestros que se manifiestan en las calles”.

País egoísta, país hipócrita, país clasista, país que siempre goza mirar al que está abajo, empezando por el gobernante dando el Grito desde su balcón.¡VIVA MÉXICO!

Foto: Notimex

Comentarios

comentarios

Relacionado

One Comment;

*

Top