Que México no vaya al Mundial, ¿y qué?

MCH_QUE-MEXICO-NO-VAYA-AL-MUNDIAL
Share Button

@cocuaguilar

El futbol es lo más importante de lo menos importante, decía Jorge Valdano, ex futbolista argentino campeón del mundo en 1978. El futbol mexicano hoy atraviesa una crisis tremenda que podría tocar fondo con el no calificar a la Copa del Mundo de futbol el próximo año en Brasil.

Futbolísticamente y para muchos sectores de la industria, eso sería una tragedia. Imagínense los millones de pesos que perderían empresas como Adidas o Coca-Cola -patrocinadores del Tri- o como Televisa y TV Azteca -quienes seguramente se están (o estaban) frotando las manos por lo que las transmisiones de los partidos de la Selección Mexicana iban a generarles en patrocinios-. Pero, peor aún, visualicen ustedes el trancazo anímico a un país que tiene en el balompié una de sus alegrías y escapes al tedio del día a día.

¿Qué tan grave sería que México no fuera al Mundial?

Grave, sí. Pero no se acaba el mundo. Hay cosas peores. Habrá muchas pérdidas, no sólo económicas, y eso, me parece, queda muy claro. Estoy de acuerdo. Pero no es posible que estemos hablando de que sería de las peores cosas que le haya sucedido a este país. ¿Y la “guerra” de Felipe Calderón?, ¿y las transas del PRI?, ¿y los millones de pobres?, ¿y la corrupción? ¿En serio les importa más no ir a un Mundial que estas aberraciones?

Antes de preocuparnos porque la inflada Selección Mexicana no estará en Brasil, deberíamos ver que las cosas en el país no están nada bien. Que tenemos a los “maestros” -¿güevones?- de la CNTE y sus marchas en la Ciudad de México por una reforma que seguramente ni se han molestado en leer. Que las reformas de EPN nos pueden dar en la madre, que le vamos a regalar el petróleo a los gringos, que nos van a seguir subiendo los impuestos y que van a seguir habiendo gasolinazos. Que en México hay 53.3 millones de pobres mientras tenemos al hombre más rico del mundo -vaya paradoja, ¿no?-. Que la violencia no para y que parece que EPN quiere superar la cifra de muertos de Felipe Calderón. Éstas si son verdaderas tragedias. Esto sí debe de preocuparnos.

No soy un radical antifutbol, me gusta bastante este deporte y, sí, va a ser triste que México no esté en el Mundial. Claro, el deporte del balón nos ha dado muchas alegrías como en los Olímpico de 2012, hemos sufrido bastante también, como contra Argentina en 2006 y 2010, por mencionar lo más reciente. Soy de los que piensan que el deporte es de las pocas áreas que es capaz de lograr grandes cosas, como unir a un país.

Pero hoy el futbol ha perdido esa “magia” de unir a un país. Hoy hay cosas más importantes en el horizonte de los mexicanos, y sí México va o no al Mundial, no se acaba el mundo.

Foto: Mexsport

Comentarios

comentarios

Relacionado

*

Top