Stoker: los lazos perversos de Chan-Wook Park

STK-5491.NEF
Share Button

@esetiporandy

El cine de autor suele generar altísimas expectativas, sobre todo cuando la mente a cargo de tal o cual proyecto es alguien tan reverenciado como el señor Chan-Wook Park, artista coreano responsable de obras maestras como Oldboy y Thirst. El interés casi llega al paroxismo cuando el creador de tales proyectos anuncia que su nueva película significará su debut en la industria de la Gran Babilonia (Hollywood, pues).

 Y sucedió. ¿El producto? Stoker, aquí titulada Lazos Perversos.

Tras la muerte de su padre, India (Mia Wasikowska) se queda sola. Terriblemente sola. Y es que a pesar de vivir junto con su madre (Nicole Kidman) y estar rodeada de sirvientes, nadie la entendía como él. De pronto, su tío Charlie (Matthew Goode), de quien hasta ahora no sabía absolutamente nada, aparece en su vida y con la intención de quedarse un tiempo en la casa de su hermano para hacer más ameno el luto de su cuñada y conocer a su sobrina. India encontrará en él a un ser misterioso que le genera igual curiosidad y repulsión, al tiempo que en ella comienzan a despertar instintos que le abrirán las puertas a un mundo demencial y doloroso.

Chan-wook Park nos presenta una historia de intrigas familiares, pero también es una historia de crecimiento y un cuento gótico en el que el albedrío y la predestinación danzan con la muerte. Aunque no está a la altura de las obras anteriores del director, es sumamente entretenida y escalofriante.

Como en sus cintas anteriores, a nivel técnico la película es sobresaliente. Los personajes deambulan en un escenario gótico. La mansión, los jardines, los juegos del parque, los corredores, las habitaciones, todo tiene una dimensión descomunal. Los actores se ven empequeñecidos. La estética sustenta la idea de ese mundo sobre el que no pueden tener control, de un universo que los sobrepasa, en el que las únicas opciones parecen ser entregarse a la locura o a la muerte. La edición es artificiosa y preciosista. Se siente, definitivamente. No podemos negar la labor que se sucede ante nuestros ojos.

Los actores hicieron un trabajo excelente. Mia Wasikowska refleja en cada uno de sus gestos las contradicciones que vive su personaje en su mundo interior. Nicole Kidman vuelve a retomar un buen papel y es capaz de generar tanto lástima como provocarnos un escalofrío, sintiendo más cerca que nunca el desprecio y la crueldad humana (si no me creen, ya me dirán cuando llegue la escena en la que explica por qué  la gente decide tener hijos). Y Matthew Goodde… no sabes si está dispuesto a seducirte o arrancarte los ojos. Parece que cada movimiento ha sido ensayado y pensado, el más mínimo gesto, el movimiento de un dedo.

Quizá la mayor virtud de esta cinta es la forma en la que convergen tantas emociones, todas tan dispares. Lo siniestro, lo terrible, lo bello, lo triste… a veces no sabes si reír, llorar y morderte las uñas. Ahora que lo pienso, tomen mi comentario como quieran. Ni yo mismo sé si eso es un elogio o algo negativo.

Los giros en la historia son sencillos. No pretende darnos grandes sorpresas, sino crear una atmósfera opresiva, generar un crescendo de angustia, y cumple.

Y… y ya. La película se siente sencilla y, en esa sencillez, correcta, bien ejecutada. Casi perfecta (a excepción de la clásica resolución del misterio…) Y ya. Y ese es el asunto: siendo Chan-wook Park, nos esperamos algo más… algo más desternillante, más extremo, más sorpresivo, más imperfecto y, por lo mismo, transgresor. Pero no. Y ahí el otro meollo del asunto: no creo que eso esté mal. De hecho, está perfecto. Chan-wook Park se consagra como un director serio capaz de moverse en distintos medios y manejar distintos tonos en la exposición de su imaginario. Y, sin embargo, queremos algo más Chan-wook Park…

Eso sí, cierra con una escena súper pop como sólo él podría hacerlo. Échenle pues, un ojo a Stoker.

Ficha técnica: Stoker /  Dirección: Chan-Wook Park / Guión: Wentworth Miller / Con: Mia Wasikowska, Matthew Goode y Nicole Kidman

Foto: Especial

Comentarios

comentarios

*

Top