¡Toletazos a los maestros!

DSC_0386
Share Button

@MarianoMoreno7

Si el presidente puede cambiar la fecha de su informe de gobierno yo me pregunto, ¿por qué no yo no puedo cambiar la fecha de entrega de mis textos para esta infame revista y subirlos en unos, digamos, 10 años? Dados los antecedentes de la Coordinadora Nacional de la Educación en México, mejor conocida por el pueblo como la infame CNTE, seguro en 10 años seguirían manifestándose ante el gobierno en turno sin seguir dando clases.

Sorprende que después de tanto temblor que ha ocurrido en la Ciudad de México los maestros manifestantes de la CNTE no se hayan espantado y regresado a Oaxaca, Guerrero y Chiapas. También sorprende que los temblores no hayan tirado las tiendas de campaña del Zócalo.

En la Ciudad de México ya se juntaron todos los inconformes por algo: los maistros de la CNTE, la marcha del sábado del ingeniero Cárdenas en contra de la reforma energética, el SME y, próximamente, las huestes del Peje. Faltan los defensores de los animales, los ciclistas desnudos, el desfile del orgullo gay, los guadalupanos y quien se pegue como chancro para ahorcar aún más la capital del país. Y Mancera…tan perdido como si se hubiera metido al bar Heaven. Y el Gobierno Federal…parece que le quedó grande la yegua magisterial a unos días del primer informe de gobierno. Y el congreso…bueno…parece que en sus reuniones con los maestros solo se platican que hicieron el fin de semana.

Ahora que el slogan de la Ciudad de México en vez de ser “Decidamos juntos” es “Manifestémonos juntos”, el ciudadano de a pie, el que tiene que ir a trabajar o esperar a salir de la oficina cinco horas después, tomar un vuelo, llegar a la pinshi pari, llevar a sus hijos a la escuela, está realmente encabronado. Y con justa razón. Pero a los maestros eso no parece importarle, al contrario. Por eso lo que más se escucha en la calle son insultos y mentadas ¡A chingar a su madre los maestros! ¡Qué se pongan a trabajar esos huevones! ¡Nacos, indios, que les avienten al ejército! ¡Agárrenlos a toletazos! Lo menos que la ciudadanía le pide a Mancera es que les lance a los maestros las armas químicas de Siria.

En la CNTE no se ve la vocación por la enseñanza que uno pensaría tiene cualquier maestro. Al contrario, la CNTE ha hecho de la extorsión política todo un arte. Pareciera que han estado más tiempo en las calles que en las tristes aulas. Sí, bloquean avenidas importantes, hacen que se suspendan partidos de futbol, hacen que las ambulancias no puedan llegar a tiempo al hospital. Ahorcan una ciudad de por sí ya bastante complicada. Pobre del sujeto que lleva dos horas en el auto con ganas de ir al baño.

A pesar de ello, si yo viviera en un estado como Oaxaca donde no hay trabajo, y tuviera que defender una plaza de maestro que para muchos es el patrimonio más grande que nos dará de comer a mí y a mi familia, no dudaría en sacar mi tiemda de campaña. Estoy seguro que de estar en los zapatos de los maestros de la CNTE, yo también estaría marchando y bloqueando calles.

Foto: Carmen Pedraza

Comentarios

comentarios

Relacionado

*

Top